Juan Manuel Leiva V, Instituto Fidias.

Resumen

Esta monografía propone un modelo de ordenamiento territorial de las ciudades, actuales y futuras, para que entre ellas e individualmente puedan establecer una relación jerárquica, administrativa y de interconexión. La relación está basada en dos claves numéricas, la primera es en base al número siete y la segunda en base a la sucesión de Fibonacci.

La metodología empleada fue tomar de referencia elementos en la planificación urbana de algunas civilizaciones antiguas: De la cultura maya se toma el modelo de ciudades estado, de la romana la interconexión mediante caminos entre los territorios que abarcaba el imperio y de la griega la definición de los espacios públicos según su uso.

Los modelos propuestos para el diseño de ciudades son análogos a organismos vivos, de los cuales se podrán obtener sus beneficios como la economía por el aprovechamiento de recursos, la estabilidad por el efecto de la redundancia y la belleza por el orden y simplicidad.

Las implicaciones de adoptar este modelo son:

1. Que el crecimiento y/o expansión de las ciudades, sea a semejanza de los seres vivos: de adentro hacia afuera manteniendo su integridad y actualizando sus funciones vitales; y no en forma caótica produciendo insuficiencia de los sistemas vitales (infraestructura).

2. Que al incorporar en las ciudades espacios definidos para la expresión artística, política, religiosa y científica, esto dará como resultado una formación integral del ser humano en sus dimensiones física, psíquica y espiritual.

Introducción

“Ellos construyeron enormes ciudades. Con tierras y metales raros ellos construían.”

Libro de las Estancias de Dzyan – Estancia XI.

Los textos más antiguos, de los que se tienen conocimiento, nos hacen referencia a la existencia de las ciudades; esto desde hace varias decenas de millones de años. Aunque estas fechas aún requieren muchos años para ser corroboradas por la ciencia oficial. Por lo tanto sólo cabría especular sobra las problemáticas que enfrentaron estos “primeros” citadinos y aún para las ciudades del medio oriente datadas desde hace 6.000 años.

La verdad es que nuestra memoria histórica, sobre las problemas que enfrentaron las ciudades, nos remonta apenas a los retos de las ciudades medievales que se empezaron a industrializar, como el bien documentado caso de Londres; la desordenada aglomeración de poblados en mega ciudades en los países latinoamericanos y la entrada a la globalización económica de países asiáticos como Corea.

Debido a que las ciudades son centros que aglomeran a personas y cada una de ellas desarrolla dentro de la ciudad sus trabajos y funciones, evidentemente tendremos variedad de oficios como la industria, comercio, arte, deporte, religión y financiero entre otros tantos. De allí la importancia de dar a cada oficio su espacio que le permita desarrollarse adecuadamente, pero no en detrimento de los otros sectores.

El poner esto en armonía evitaría uno o varios de estos inconvenientes que sufren todas las ciudades:

1. Invasión del espacio: cuando una actividad interrumpe a otra. Por ejemplo un taller mecánico en área residencial o una escuela de música contigua a una biblioteca.
2. Expresión cultural incompleta: Por ejemplo cuando en una comunidad se carece de (o no hay suficientes) teatros, centros deportivos o comercio.
3. Movilización diaria de las personas entre ciudades por motivos laborales, comerciales, estudio entre otros.
4. Al expandirse las ubres por el crecimiento demográfico, van absorbiendo poblados fusionándolos en una amalgama difícil de identificar dónde comienza uno o el otro.

Partimos del entendimiento de que el ser humano forma parte y está integrado con todas las formas de vida, y que las formas de vida deben responder, consiente o inconscientemente a principios y ordenes universales. Por tanto que toda expresión humana deben también reflejar órdenes universales, entre ellas las ciudades ya que adhiere en colectividad a los seres humanos.

Las ciudades deberían ser bajo esta premisa, una suerte de elementos orgánicos capaces de contener vida y regidos bajo esquemas naturales y vitales.
Las ciudades deben estar conformadas por las distintas naturalezas o planos de existencia, su crecimiento debe ser a como lo hacen los seres vivos, además deberán de interactuar armónicamente entre otras ciudades tal cual lo hacen las neuromas en el cerebro, o a como los hacen los distintos órganos del cuerpo para formar otro organismo más complejo.

“… bajo la dirección de sus divinos Regentes, construyeron grandes ciudades, cultivaron artes y ciencias, y conocieron la Astronomía, la Arquitectura y las Matemáticas a la perfección.”

Blavatsky, Helena, La Doctrina Secreta, Tomo III.

Según lo aseveran las enseñanzas transhimaláyicas, estos modelos de ciudades naturales y orgánicas fueron utilizados por los seres humanos desde tiempos remotos. Por tanto podremos extraer de ellas estos elementos y visibilizarlos para su comprensión y eventual puesta en práctica.

Desarrollo

Las ciudades deberán ser elementos vivos que tengan las características de la vida:

Constitución

A semejanza de una célula, las ciudades contendrían tres anillos concéntricos representando el núcleo, el citoplasma y la membrana. La Ilustración 1 muestras el esquema de una ciudad con tres espacios concéntricos. El más interno está asignado al gobierno con sus características de orden, belleza, justicia y verdad, el Nous que comprende los tres principios superiores de la constitución septenaria (Atma, Budi y Manas).

El espacio intermedio corresponde a la Psique, que abriga el intercambio humano en su dimensión del entusiasmo y la sana convivencia, representado al Kama-manas y al Astral. El anillo más externo rodea a los dos más internos a especie de membrana y permite el sustento físico del conjunto, es el Soma que representa la higiene y las buenas costumbres y que corresponden a los principios septenarios del Prana y el Etero-físico.

Ilustración 1: Modelo de ciudad con tres divisiones para las distintas actividades que se realizan.
Los tamaños del diámetro de cada división están en relación unos con otros mediante la secuencia de Fibonacci.

Funciones

Se observa en la Ilustración 2 dos ejemplos de espacios urbanos asignados al Nous. El tamaño de estas áreas varía en tamaño. El centro ceremonial de Teotihuacán en América es uno de los más grandes conocidos del mundo y de la cultura clásica observamos también a la Acrópolis en Europa.

Ilustración 2 Arriba: Fotografía aérea del centro ceremonial de Teotihuacán en México con una extensión observable de 2016 m.
Abajo: Representación del centro ceremonial de la Acrópolis en Grecia, con una extensión de 320 m.

Estos centros ceremoniales concebidos de esta manera y en estas proporciones son propios de los pueblos de una altísima cultura, las referencias que tenemos son las civilizaciones clásicas. Actualmente no encontramos estos referentes.

No obstante muchísimas ciudades actuales y aún poblados esbozan estos principios en el planteamiento de los cascos urbanos: una plaza central que abarca una cuadra o manzana de 100 varas o 84 m de lado, y en el centro una fuente de agua como símbolo del origen de la vida; en otras ocasiones hay un quisco o escultura. Al costado este está emplazada la iglesia como representación de la religión y en el resto de los costados la gobernación o alcaldía como representación de la política. En los otros dos costados la escuela y/o biblioteca como la ciencia y el teatro como representación del arte.

Estas son las representaciones de la cultura heredadas de Grecia y Roma como exponentes de la quinta raza, con su modelo plano y más sencillo en comparación de los exponentes de la 4ta raza con sus portentosas representaciones tridimensionales piramidales, como en Egipto, México, Mesoamérica y China.

En cada uno de los espacios se desarrollan las siguientes actividades:

• NOUS: Centro ceremonial y administrativo del estado, viviendas para funcionarios principales.
• PSIQUE: Servicios públicos y administrativos, colegios, escuelas y universidades, laboratorios, bibliotecas, teatros, salas de exposiciones, iglesias, ejército, bancos y finanzas, comercio, servicios en general y vivienda.
• SOMA: Industria, agricultura, crianza de animales, granjas y vivienda.

La Ilustración 3 muestra una propuesta de diseño para el Nous y Psique de la Ciudad. Ambos mantendrían la eficiente y bien conocida cuadrícula romana formada por las calles de norte a sur (cardo máximus) y las avenidas de este a oeste (decumanus).

Ilustración 3 Representación del núcleo de la ciudad NOUS y el PSIQUE con calles y avenidas.
Indicación de ciudadelas / villas satélites en áreas intermedias.

El NOUS estará conformado por aproximadamente 9 cuadras o manzana para albergar los edificios ceremoniales, administrativos y viviendas principales del estado.

El área del Psique albergará más vivienda, comercio, escuelas, mercados, alguna industria, etc. Se propone una serie de ciudadelas o villas satélites que están de transición entre el Psique y el Soma, en cada una de ellas se concentrarán una de las siguientes actividades propuestas: hospitales, universidades, comercio, polideportivos y poli-artísticos. Estas ciudadelas ubicadas en el borde exterior del Psique de la ciudad será adecuado ya que se beneficiará por el sistema de transporte ya que cada uno de los bordes fungirá como un corredor de transporte que interconectará a todo el sistema, a como se verá más adelante.

Esta estructura de ciudad contiene simetría, tiene un centro verticalizante que le da profundidad moral y espiritual y mantiene gravitando alrededor todo su conjunto. El resto de los elemento tiene una disposición ordenada y separada por calles y avenidas. En los bordes a semejanza de plomos o centros de masa distribuidos en la periferia hay varios elementos que dinamizan la actividad humana y la complementan. Se observa que hay espacio y equilibrio, se tiene lugar para fortalecer y desarrollar en conjunto el comercio, la gimnasia, las artes, la investigación y salud.

Crecimiento

“Lo Externo de la Primera se convirtió en lo Interno de la Segunda.”

Libro de las Estancias de Dzyan, Estancia V

Los asentamientos urbanos inician con caseríos, que luego forman un poblado, luego villas, ciudadelas y así hasta mega ciudades. La velocidad de este crecimiento depende del crecimiento demográfico, migraciones y disponibilidad de recursos naturales entre otros. Bajo este esquema, al crecer la ciudad, el área asignada en color rojo de la Ilustración 1 abarcaría ahora toda el área color azul, y la azul se convertirá en el área naranja y esta última ocupa un nuevo espacio extendiéndose hacia las afueras, dando al conjunto un mayor tamaño. Se propone que el patrón de crecimiento sea espiral a semejanza de los seres vivos, que forman patrones espiarles que contengan la sucesión de Fibonacci.

La Ilustración 4 muestra como la espiral aumenta de tamaño en cada revolución sobre sí misma. Independientemente de su tamaño, los arcos más externos guardan la misma proporción en relación a los más internos.

Ilustración 4 La espiral de Fibonacci: una aproximación de la espiral áurea generada dibujando arcos circulares conectando las esquinas opuestas
de los cuadrados ajustados a los valores de la sucesión y adosando sucesivamente cuadrados de lado 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, …

Jerarquía de las ciudades

Las ciudades además de ir creciendo, son relativas en tamaño unas de otras y también son adscritas administrativamente a otras ciudades. Partimos de la convención administrativa de la división política de los territorios. Por tanto tendremos países o estados que están conformados por provincias y éstas por cantones y a su vez los cantones divididos en distritos. Por tanto toda ciudad es un distrito.

Entonces la ciudad capital de un país será el distrito cabecera del país, que se le asignó la nomenclatura de D***, a como se observa en la Tabla 1, así para la cabecera de provincia D** , el distrito cabecera de cantón D* y el D para el distrito ordinario.

En la misma tabla se propone el tamaño del diámetro del anillo de cada capa. Por ejemplo, en el distrito de cabecera de país, los primeros 4 anillos corresponde a la serie de Fibonacci 1, 3, 5 y 8 que están en color rojo en representación del NOUS de la capital del país.

Tabla 1 Jerarquía de los Distritos y propuesta de tamaños.
El ancho del anillo se da en tres unidades: valor de la serie de Fibonacci, número de cuadras o manzanas y metros. Los anillos en rojo corresponden al NOUS de la ciudad, el azul a la PSIQUE y el naranja al SOMA.

Interconexión entre las ciudades

Las ciudades como unidades de vida funcionales deben proveer a sus habitantes los requerimientos básicos en cada uno de las tres dimensiones o naturalezas. Así habrá una dinámica de comunicación y transporte permitiendo la circulación de personas, alimentos y servicios dentro de la célula (distrito). Cada borde exterior de anillo se utiliza como límite y como vía de transporte, generando circunvalaciones viales, metros o lo que convenga.

También habrá interconexión jerárquica entre las ciudades. Se agruparán las ciudades en clave septenaria: siete ciudades conformarán un cantón, dónde una de esas ciudades fungirá como cantón central o D* según la Tabla 1.

La Ilustración 5 muestra una constelación de siete distritos de un cantón. Hay seis distritos satélites tipo D que conectan cada uno de ellos al distrito central D*.

Ilustración 5 Cantón conformados por un distrito central D* y seis distritos satélites D.
Cada distrito satélite conecta directamente mediante vía de transporte al distrito central del cantón.

Las vías de comunicación marcadas en color verde comunican los anillos del NOUS. Estas vías permiten comunicación directa ente cada distrito y el distrito central, permitiendo flujo de personas, servicios, productos, información y relaciones en general en vía directa. Cada línea se va construyendo a medida que crecen los distritos, mientras se conforman podrán dos o más ciudades compartir una vía.

Estas vías se catalogan como terciarias ya que conectan comunidades contiguas. Son estas vías idóneas para tener ciclo vías y aceras por ser de distancias cortas o moderadas. Deben haber distintos niveles de servicio para estas vías según el tracto que recorra:

• ID-1: Anillo de circunvalación alrededor del NOUS, 2 carriles por sentido con bahía de buses, bulevares o alamedas.
• ID-2: Tramo que atraviesa la PSIQUE Intersecciones cada 3 cuadras
• ID-3: Tramo que atraviesa el SOMA, dos carriles por sentido, intersecciones cada 5 cuadras o equivalente.

La interconexión entre ciudades es importante, ya que pese a que cada distrito es una unidad funcional; es también una especie de órgano vital de un ser vivo más complejo. Por lo tanto cada distrito del cantón representará una de las siguientes partes de un cuerpo: el cerebro, los pulmones, el corazón, los riñones, etc. y debería realizar funciones específicas que debe compartir con el conjunto. Esto de acuerdo a la naturaleza o rayo que canalice cada distrito.

Reproduciendo el orden de lo pequeño a lo grande a manera de los fractales , un grupo de siete cantones formarán una provincia, donde habrá un cantón central y gravitarán alrededor de él seis cantones más.

Ilustración 6 Provincia conformado por un cantón central y seis cantones gravitando alrededor de éste.
Cada cabecera de cantón D* conectará con el distrito cabecera de provincia D**.

La arquitectura de los distintos elementos de la naturaleza es fractal ya que esta modelo responde a dos principios básicos, el principio de correspondencia y el principio de economía. La economía natural copia los modelos de gran escala a pequeña escala y viceversa.

“Todo el orden cósmico, hasta donde se nos alcanza conocer, es eminentemente económico. A pesar de su inmensa pluralidad formal, nunca jamás una cosa es idéntica a otra…”

El Ideal Político, JAL

La línea de interconexión de la Ilustración 6 color café representa cómo se conecta cada distrito cabecera del cantón (D*) con el distrito cabecera de provincia (D**). Estas vías se catalogan como secundarias y también podrán contar con ciclo vías por tener distancias moderadas. Estas vías también pueden representar trasportes como tranvías o trenes.

También deberán contener estas vías diferentes niveles de servicios de acuerdo al tracto que se recorra:

• IP-1: Anillo de circunvalación alrededor del PSIQUE.
• IP-2 Tramo que atraviesa el SOMA.

Finalmente podemos agrupar un conjunto de siete provincias para formar un país, cada provincia haciendo labores propias de un determinado órgano para vitalizar al ser vivo que es la nación. Esta nación tendrá un distrito central D*** que conectará con cada distrito cabecera de provincia D** los cuales gravitarán entorno a un centro.

La Ilustración 7 muestra el conjunto aparentemente completo, ya que por principio de correspondencia cada país o estado pudiera formar con confederación o imperio.

La conexión interprovincial marcada en color morado será una vía principal que podrá ser carreteras con alto nivel de servicio, transporte masivo como trenes o una mezcla de varios.

Ilustración 7 País conformado por siete provincias, seis de ellas gravitando alrededor de la capital.
Cada distrito cabecera de provincia D** conectará con la capital del país D***

Otras consideraciones

Cabe mencionar otros elementos que no fueron abarcados en el artículo pero completan la comprensión del tema. Entre ellos encontramos:

• Edificaciones subterráneas
• Geografías sagrada
• Diseño de vías y medios de transporte
• Sistemas de defensa y militar

Edificaciones subterráneas

“…hecho conocido de los brahmanes iniciados de la India y especialmente de los Yogis, de que no hay un templo-gruta en el país que no tenga pasajes subterráneos corriendo en todas direcciones, y que estas cavernas y corredores innumerables subterráneos tienen a su vez sus subterráneos y corredores.”

Blavatsky, Helena, La Doctrina Secreta, Tomo III.

Es común encontrar edificaciones subterráneas por debajo de los centros ceremoniales. Tales estructuras contemplan cámaras y túneles que intercomunican con distintas estructuras en la superficie.

Ejemplo de esto tenemos centro ceremoniales como la meseta de Giza en Egipto y Teotihuacán en México.

Geografía sagrada

El emplazamiento y orientación de las ciudades así como de los edificios no fueron arbitrarios en algunas civilizaciones. Por ejemplo la ubicación relativa de las decenas de ciudades Mayas en Mesoamérica tiene correlaciones con las estrellas más brillantes de distintas constelaciones. Es decir son un reflejo terrestre de principios y poderes celeste, por tanto cada ciudad es una especie de talismán que canaliza una especial forma de energía o inteligencia.

La orientación y alineación de los edificios también representan principios cósmicos como conjunciones especiales de planetas, los solsticios, equinoccios, entre otros.

Diseño de vías y medios de transporte

Falta considerar las posibles aplicaciones de sistemas de transporte y diseños de las vías:

• Autobuses que recorren sobre vías por encima del tráfico
• Trenes bala
• Aeropuertos
• Fluvial y marítimo
• Metros
• Autos voladores

No se considera en estas notas la comunicación jerárquica horizontal, es decir entre ciudades de la misma jerarquía. Sin embargo basta decir que esto crearía una enorme red de interconexión, similar a las red neuronal de un ser vivo con cientos de miles de caminos y vías.

Conclusiones

El ser humano consiente de su propia naturaleza y de su vinculación con el Cosmos, deberá reflejar en las obras que realiza y en su estilo de vida, los principios del Cosmos.

Las ciudades al copiar del cosmos sus principios vitales y de organización, permitirá a todos sus habitantes, cada uno en su medida, cooperar unos con otros y desarrollar integralmente sus distintos vehículos de expresión.

Tener acceso a lo sagrado, la sana convivencia y la salud física de los habitantes de una ciudad son requerimientos deseables para el bienestar. Permitir que esto se reproduzca y crezca de una manera ordena y económicamente eficiente hará que estas estructuras sociales sean más duraderas y estables.